Abdomen firme y plano, y a lucir bikini

Te miras ante el espejo pensando en el bikini que te vas a comprar para lucir en la playa o la piscina este verano y, ¡¡HORROR!! ¿Que ha pasado con mi abdomen? Ante todo tranquilidad, por que la pérdida de tonicidad en el abdomen se puede combatir con un buen plan de ataque que consiste en tres importantes normas: alimentación sana, ejercicio, productos específicos para alisar y fortalecer la zona y muy importante, evitar malas posturas. Si sigues cada una de estar normas en poco tiempo podrás lucir un abdomen plano y firme.

Alimentación sana para reducir abdomen. Sigue una dieta rica en fibra que ayude a evitar el estreñimiento y de esta forma reducir el abdomen.

Otro consejo es tomar alimentos con acción diurética (caldos de verduras, frutas como piña, pomelo y la más importante, el agua) con las que evitarás la retención de líquidos.

Evita las bebidas carbonatadas, los fritos y la bollería industrial.

Ejercicio para tener un abdomen firme. Junto con una alimentación equilibrada es necesario practicar ejercicio y no hablamos de machacarse a abdominales (aunque no está de mas hacer 10 minutillos diarios de abdominales), sino de realizar algún tipo de ejercicio moderado como puede ser caminar durante media hora a buen ritmo. Si eres constante y lo haces a diario conseguirás que en pocas semanas tu abdomen esté más firma y tonificado.

Otros ejercicios que te pueden ayudar.

1. Túmbate en el suelo, coloca las manos detrás de la nuca y flexiona las piernas apoyadas sobre el suelo. Levanta la espalda del suelo lentamente y aguanta así durante tres segundos. Realiza siete flexiones, descansa y repite de nuevo.

2. Túmbate en el suelo. Los brazos extendidos hacia atrás, flexiona las piernas y levántalas, después elevas suavemente las caderas del suelo, manteniendo esta posición unos segundos. Baja las piernas y vuelve a repetir el ejercicio siete veces, descansa y repite.

Cremas reductoras y reafirmantes que alisen y refuercen la zona. En el mercado existe una gran variedad de cremas reductoras para el abdomen con formulaciones específicas que ayuden a mejorar la retención de líquidos y refuerzan las fibras elásticas de la dermis. Muchas de ellas se fabrican con ingredientes naturales que tienen la propiedad de actuar sobre las grasas y disolverlas, entre ellos están los extractos de algas marinas y de cítricos como la naranja.

Estas cremas son efectivas, pero no milagrosas por si solas, por lo que es necesario combinarlas con una buena alimentación y ejercicio constante.

Mantener una buena postura. Parece una tontería pero a veces los problemas de abdomen flácido empiezan por una mala postura, por ejemplo al caminar, sentarnos o al hacer ejercicio dejamos el abdomen hacia fuera en vez de contraerlo y es así como los músculos de la zona van perdiendo firmeza.

Para corregir esos malos hábitos no olvides este consejo: párate derecha, con los hombros hacia atrás y el abdomen hacia adentro, y conserva esta postura cuando camines y al sentarte.