Autobronceadores, ponte morena de cara al verano sin exponerte al sol

Los autobronceadores se han convertido en los últimos años en la opción más saludable e inteligente para lucir un bonito bronceado sin necesidad de exponernos al sol o a realizarnos sesiones de rayos UVA. Para lucir un bonito bronceado natural primero debemos de aprender varias cosas sobre ellos como los tipos de autobronceadores existentes en el mercado y como se utilizan.

autobronceadores

Tipos de autobronceadores

– Autobronceadores en crema, toallitas, spray: Los efectos de estos son visibles tras 1 o 2 horas después de su aplicación. Para mantener el color es conveniente aplicar el producto 2 veces a la semana.

– Autobronceadores instantáneos: Sin lugar a dudas son los más rápidos ya que en pocos minutos podremos lucir una bonita piel bronceada y morena. El principal inconveniente de estos es que desaparecen con la ducha por lo que si quieres volver a verte morena deberás repetir la operación.

– Cremas hidratantes: El bronceado en estos casos se consigue de forma progresiva. El color no es acumulable, sino que siempre se consigue el mismo tono. También hay que tener cuidado al aplicárselo para evitar posibles parches de color en la piel.

Consejos para una correcta aplicación:

– Exfoliación: Unos días antes de aplicarte el producto autobronceador depílate y usa un exfoliante en todo el cuerpo con el fin de eliminar las células muertas que puedan impedir el funcionamiento de nuestro autobronceador.

Tras la exfoliación hidrata la piel con alguna crema hidratante.

– Aplicación: Con el cuerpo totalmente seco comienza a aplicarte el producto por todas partes de una forma uniforme.

Si vas a utilizar autobronceador en crema o toallitas te recomendamos el uso de guantes con el fin de evitar manchar las manos.

Presta especial cuidado a los pliegues del cuerpo ya que estos tienden a acumular más crema.

En zonas rugosas como codos y rodillas aplícate menos producto.

Unos últimos consejos, para el rostro usa un bronceador específico ya que estos incorporan agentes hidratantes, anti-arrugas y protectores solares, con lo cual son más adecuados para esta zona.

No te olvides del cuello, las orejas u otras áreas menos visibles ya que si no te aplicas autobronceador en estas partes el resultado puede quedar poco natural.