Como preparar tu piel para el verano

Con el verano a la vuelta de la esquina se hace necesario preparar la piel para poder enfrentarnos al sol y a otros factores como el agua de mar, la exposición al aire libre o el cloro de las piscinas que puede debilitar nuestra piel para lo que es conveniente estar preparadas. En este artículo te enseñamos como debes preparar tu piel de cara a los meses de verano.

preparar la piel para el verano

El paso siguiente será limpieza e hidratación tanto corporal como facial, mediante la aplicación de cremas y aceites se le devolverá la elasticidad y suavidad así como vitaminas, minerales y antioxidantes, necesarios para el cuidado de la piel.

Limpieza y exfoliación: Estos pasos son muy importantes para que la piel esté preparada al momento de broncearse ya que esta renueva sus células cada 28 días aproximadamente. En este proceso de renovación las células muertas se acumulan sobre las nuevas actuando negativamente en el aspecto de nuestra piel. Para eliminar estas células muertas lo más indicao es la exfoliación: limpieza a profundidad, para la cual se pueden emplear compuestos naturales o elaborados químicamente. De esta manera, al eliminar las células muertas e ¡mpurezas,se conseguirá un tono uniforme.

Hidratación: Una correcta hidratación es fundamental no solo en invierno sino durante todo el año. La buena apariencia de la piel depende directamente de lo hidratada que esté, para lo cual debe actuarse desde dentro, bebiendo por lo menos 2 litros de agua al día, y por fuera, con la aplicación de productos que le proporcionen los nutrientes que requiere. Lo más común son las cremas hidratantes, preferiblemente alguna que tenga miel en su fórmula ya que esta es un importante antiséptico que brinda elasticidad y ayuda a la regeneración celular.

Otro elemento que colabora notablemente en la salud de la piel es aloe vera, que favorece la rápida descomposición de las células muertas en la superficie de la piel, lo que la hace lucir más suave y radiante.

Realizando estos dos pasos conseguiremos preparar la piel de cara al verano y así conseguir una bronceado bonito y uniforme, además tener la piel limpia e hidratada ayuda a activar la melanina que es nuestra pantalla protectora natural, para que experimente una fuerte subida al exponer la piel al sol,y evite las primeras quemaduras. Para ello existen los prebronceadores, que se aconsejan comenzar a aplicar -en lugar de la leche hidratante-, quince días antes de exponerse al sol.

Vía: prevención de salud