Consejos para cuidar el cabello en verano

Durante los meses de verano es imprescindible cuidar el cabello ya que es durante esta época cuando nuestro pelo queda más expuesto a los factores más agresivos: El sol, el agua salada y el cloro de las piscinas puede alterar la salud de nuestro cabello pro lo que durante el verano es conveniente cuidarlo más que en otras épocas del año. El Centro Dermatológico Estético de Alicante nos dá una serie de consejos para cuidar de nuestro cabello en verano.

cuidados del cabello

– El agua salada y las largas exposiciones al sol lo deterioran por lo tanto se exige una higiene mas tratada que durante los meses de invierno.

– Si tienes el cabello muy graso o con seborrea el lavado diario es una necesidad.

– No te alarmes con la caída del cabello entre los meses de junio a noviembre, no es patológica; es una muda natural de pelo.

– Lavarse el pelo frecuentemente no aumenta la caída. Al contrario, es recomendable tener el cabello limpio cotidianamente.

– Ten en cuenta que la alopecia solo significa caída de pelo. Solamente si se mantiene, y según las características, puede convertirse en una enfermedad. Por lo tanto, tu mejor tratamiento te lo puede proporcionar un médico.

– Si la caída de tu pelo se prolonga más de un mes o se produce fuera de los meses de junio a noviembre, acude lo antes posible al médico especialista.

– Córtate el pelo cuando te apetezca. Es un mito falso creer que el pelo crece con más fuerza después del corte.

– No te obsesiones con el champú. Está demostrado que los champús solo limpian el cuero cabelludo, ni frenan ni evitan la caída del cuero cabelludo.

– Puedes dejarte el pelo lo largo que quieras. Está demostrado que la longitud del cabello no determina su caída.

– Recuerda que los tintes, secados, peinados, gominas, lacas. Espumas, etc., frente a lo que se piensa popularmente, no son causa de caída del cabello.

– Los gorros, viseras o sombreros no son nocivos en verano, de hecho, resultan útiles contra las radiaciones ultravioletas en el cuero cabelludo. En todo caso, deja respirar el cuero cabelludo. No deberías llevar cubierta la cabeza todo el día.