Consejos para unos codos suaves y bonitos

La piel de los codos es más áspera y reseca que la piel que cubre el resto del cuerpo, además suele ser una de las zonas más desprotegidas de nuestro cuerpo pues está expuesta a continuos roces producidos por la ropa o por el apoyo de los codos en mesas de trabajo que también provocan que la piel de los codos se agrieten y ennegrezcan. Para que la piel de nuestros codos luzca tan hidratada y suave como la del resto del cuerpo además de aplicar crema hidratante todos los días conviene seguir una rutina de cuidado diario como la que a continuación os desvelamos.

codos suaves y bonitos

Para suavizarlos se recomienda empezar con una buena exfoliación frotando la zona con una esponja exfoliante sobre la piel mojada para así eliminar las células muertas. Otra opción es utilizar una crema exfoliante mezclada con crema hidratante corporal y una cucharada de sal marina, esta mezcla se aplica con cuidado para evitar el enrojecimiento.

Después de la exfoliación viene la hidratación para ello se prepara un recipiente con agua tibia a la que se le han añadido unas gotas de aceite hidratante y se sumergen los codos durante unos minutos.

Si además de suavizar los codos lo que se intenta es aclararlos el limón es la mejor opción por lo que se corta un limón por la mitad y se riega con aceite de oliva hundiendo los codos en cada una de las mitades durante 10 minutos. A continuación se aclaran con agua fresca y se aplica una crema hidratante rica en alantoína y vitamina A.

Si realizas este procedimiento al menos una vez por semana conseguirás tener unos codos suaves y bonitos.