Depilación Láser, que es y en que consiste

La depilación láser es un método actualmente muy utilizado tanto por hombres como por mujeres para eliminar el vello de forma permanente. En muchas ocasiones se diferencia Fotodepilación y depilación láser. En realidad la depilación láser forma parte de la Fotodepilación, junto con la Luz Pulsada.

depilación láser

Los tipos de láser usados para la depilación son:

Láser Rubí: Tiene una longitud de onda de 695 nm y está especialmente indicado para pieles claras y vello negro.

Láser Diodo: Con una longitud de onda de 810 nm y es empleada para para pieles oscuras y vello oscuro.

Láser Alejandrita: Longitud de onda de 755nm. Se usa en vello oscuro y con un tono de piel medio.

Láser Neodimio-Yag: Tiene una longitud de onda de 1064 nm, se puede usar en todo tipo de piel, pero con menor eficacia.

Luz Pulsada Intensa: a diferencia del láser, la luz pulsada se desplaza en todas direcciones mientras que el láser solo lo hace en línea recta. Este método permite utilizarse en más tipos de pieles.

Como funciona:

Todos sabemos que el vello contiene melanina que es lo que le da color. Cuando el haz interacciona con el vello, la energía lumínica aplicada es absorbida por la melanina transformándose en calor y debilitando el folículo piloso y evitando que el pelo vuelva a salir.

Como se realiza:

1. El primer paso consiste en analizar el tipo de piel y del vello de la zona que se va a tratar para elegir el tipo de láser que se usará.

2. El siguiente paso consiste en aplicar la tecnología láser elegida. Como prueba para ver como reacciona la piel se realiza un disparo y se esperan unos minutos. Esto

3. Hay que aplicarse diferentes sesiones, aproximadamente cada 2 meses y medio. Durante ese tiempo, conviene no depilarse con ningún método que arranque el pelo de raíz, como la cera, para evitar estimular el folículo y que el vello salga de nuevo.

Resultados:

El vello es eliminado definitivamente entre el 80 y el 100%. Hay que tener en cuenta que el láser solo termina con los folículos que están activos. Hay millones en nuestro cuerpo que están en fase inactiva, con lo que no generan vello. Es posible que en algún momento empiecen a generarlo por lo que en es posible que tengamos que efectuarnos un repaso pasados unos años aunque esto varia en cada persona.

Información recogida de Telva y Wikipedia