Ejercicio de relajación para eliminar el estrés


Si últimamente padeces de insomnio, tienes desarreglos en tu apetito, sufres de taquicardias o excesiva tensión, posiblemente te encuentres bajo los efectos del gran enemigo del siglo XXI: el estrés.

Si sientes que es así, dedica un momento a la reflexión y detén por un instante el reloj de tu vida.

reloj

Aprender a relajarse, un arte y una satisfacción

El primer paso para poder liberarse de las ataduras del estrés es aceptarlo. Una vez seamos conscientes, viene el momento de dedicarnos unos minutos a pensar en nosotros mismos y a preparar un escenario agradable, para la relajación.

La relajación es algo muy personal y puede que cada persona necesite de unos ejercicios personalizados, diferentes al resto. Sin embargo, es cierto que hay actividades comunes que pueden ayudar a relajarnos.

Si te sientes preparada para ello, comienza desconectando el móvil y deja tu mente en blanco para comenzar el camino hacia el bienestar.

relax

En este post te explicaremos paso a paso un ejercicio de relajación bien sencillo, que podrá ayudarte en los momentos que más lo necesites.

En primer lugar, necesitarás: una colchoneta blanda de suelo, una iluminación tenue (eléctrica) o con pequeñas velas aromáticas, ropa cómoda / deportiva, música suave y agradable.

La música podrás escogerla como más te guste. Hay gente que prefiere el Chill Out ya que le transmite mucha relajación, otros prefieren sonidos de la naturaleza con suave música de fondo… Con el tiempo, encontrarás el estilo más adecuado a ti.

paisaje

A continuación, siéntate sobre la colchoneta como más cómodo te resulte: puedes hacerlo con las piernas estiradas, cruzadas… Cierra los ojos y concentra tu mente en una imagen que te parezca relajante y placentera. Retén esa imagen en tu mente y comienza a relajar los músculos de tu cara: contráelos forzando una sonrisa y luego relájalos. Espera unos segundos y repite la operación de contracción-relajación con tu cuello, los hombros, el pecho, el abdomen y la espalda.

yoga

Una vez hayas concentrado esa imagen en tu mente, comenzarás a aplicar las técnicas de respiración, pilar fundamental para alcanzar el relax. Para ello, coloca las manos como la mujer de la imagen y realiza una primera respiración completa, notando como el aire invade tu cuerpo. Luego, suéltalo lentamente.

A continuación, deberás realizar una inspiración hinchando el abdomen conforme entre el oxígeno, percibiendo como fluye en tu cuerpo. Para la espiración, ve tensando el abdomen sintiendo como el aire asciende hacia tu boca, soltándolo suavemente.

Este ejercicio deberás realizarlo tantas veces como creas oportuno, hasta sentirte completamente relajada. En un próximo artículo comentaremos más ejercicios ideales para la relajación.