Labios secos y agrietados, consejos para cuidarlos

Nuestros labios están formados por una piel muy delgada y sensible por lo que son propensos a agrietarse más fácilmente que el resto de la piel del cuerpo, esto se debe a que carecen de melanina, un pigmento que protege la piel de los rayos de sol y le da color. Algunos de los factores que contribuyen a que nuestros labios se agrieten son el frío, la sequedad ambiental, la deshidratación (beber poca agua) o los malos hábitos como lamerse los labios constantemente. Para evitar la sequedad labial tenemos que seguir algunas indicaciones, estas son algunas de ellas:

maquillaje labios rojos

1. Beber agua. Es conveniente beber de 1,5 a 2 litros diarios de agua, de esta forma hidratarás tu cuerpo tanto por dentro como por fuera.

2. Evita lamerte los labios. Aunque este parezca un gesto de lo más inofensivo lo cierto es que la saliva es una encima poderosa que produce una importante sequedad labial.

3. Reduce o elimina el consumo de tabaco. A las múltiples desventajas de fumar también se suma la de favorecer a la aparición de pequeñas arrugas y grietas en los labios.

4. Usa protector solar. No olvides usar protector solar en los labios si pasas mucho tiempo al aire libre y sobre todo si vas a estar expuesta mucho tiempo al sol (piscinas, playa, etc.).

5. Mantén tus labios hidratados. Aplica varias veces al día productos hidratantes para tus labios como son los bálsamos labiales, cacao, vaselina… El hecho de usarlos ayuda a prevenir la sequedad y evitar las molestas grietas y afecciones en los labios.

6. No abusar de las barras de labios “larga duración”. Estas son nuestras preferidas ya que nuestros labios lucen maquillados por más tiempo pero no conviene usarlos frecuentemente ya que pueden producir sequedad.