Limpia tu rostro para el verano con una exfoliación casera


El invierno no solo nos deja muchos catarros, sino que también afecta a nuestra piel y nos la deja sin vida. Notaremos que tenemos la piel de la cara con un tono plomizo, una piel apagada por la falta de luz, también nos notamos en ella falta de energía, etc. Ahora que el verano está próximo, ha llegado el momento de renovar la piel del rostro. Hoy te proponemos una serie de consejos para que limpies y exfolies la piel de la cara sin salir de casa y ahorrándote caros tratamientos en centros de estética.

En primer lugar, tienes que limpiar la piel con delicadeza; para ello puedes aplicarte una leche limpiadora mediante un masaje que vaya ascendiendo, luego tienes que retirar esta leche con un disco desmaquillante para seguidamente aplicar el tónico con unas suaves palmaditas.

Después de tener la piel limpia con estos pasos que te acabamos de indicar, ha llegado la hora de pasar a la exfoliación. A este ritual tienes que dedicarle unos 10 minutos para exfoliar bien, no solo la piel del rostro, sino también la del cuello y la del escote. Para la exfoliación, hay múltiples productos exfoliantes de venta en el mercado, y uno de los que te recomendamos nosotros es el Exfoliante Multi-Perfecting Detoxifying de la marca Algenist, y está indicada para pieles mixtas. Conseguirás buenos resultados con él.

Para empezar la exfoliación, hazlo aplicándote primero el exfoliante en el escote y luego ve subiendo por el cuello, y detente en las zonas donde se acumulan más puntos negros e impurezas para exfoliarlos más a conciencia, como es la barbilla, las comisuras, la nariz y zona T. Para lo último debes dejar las mejillas, y cuando lo hagas, exfólialas con la yema de los dedos.

Una vez aplicado el exfoliante por todas las zonas indicadas, hay que retirar bien todos los restos de la exfoliación antes de aplicar la mascarilla facial. El tiempo que tengas la mascarilla puesta (en el envase te lo indica) puedes tumbarte y relajarte.

Por último, para terminar todo el proceso de limpieza, exfoliación y mascarilla, aplícate un serum o una crema hidratante también a través de un masaje con la yema de los dedos. Con todos estos consejos y siguiéndolos paso a paso, conseguirás una piel limpia, radiante y renovada desde tu propia casa. Anímate y hazte una exfoliación casera, lo agradecerás.