Maquillaje de fiesta por Javier Reyes

Sensual, sofisticado, coqueto, provocativo… Así se definen los múltiples estilos en el maquillaje que concibe el renombrado estilista Javier Reyes para las noches más glamurosas. Conocedor de las tendencias más actuales para que la mujer se sienta radiante en las ocasiones más especiales, Javier Reyes reinterpreta la expresividad y belleza de cada cliente para obtener lo mejor de cada uno.

maquillaje de fiesta 2009/2010

Maquillaje a prueba de risas, besos y noches inolvidables… Javier Reyes es la apuesta segura para conseguir deslumbrar en cualquier ocasión. En su cálido y acogedor estudio de Madrid inventa los looks más favorecedores, desde los contrastes de los ojos ahumados, siempre tan favorecedores, hasta los estilos más dulces, naturales y femeninos.

Su afamado saber hacer en el mundo de la belleza pone el acento también en el mundo de la fantasía, con miradas que evocan eventos divertidos y exóticos. Y todo ello, de la mano de uno de los jóvenes talentos de la estética curtido con los mejores maestros del maquillaje y peluquería. Javier Reyes ofrece su innovador estilo para mejorar y sacar el máximo partido a la imagen de sus clientes, buscando siempre la belleza en todas sus creaciones.

Los trucos de este experto conseguirán que el maquillaje de fiesta se convierta en la mejor y más hermosa carta de presentación.

Sobre Javier Reyes (www.javierreyesweb.com)

Javier Reyes ha ido ganado gracias a su técnica y profesionalidad, un nombre en el mundo del estilismo en peluquería y maquillaje. Nacido en Jaén, desde muy pequeño supo que su vida profesional estaría ligada al mundo de la belleza.

Maduró su formación en firmas como Luis & Tachi y Alberto Cerdán hasta que se independizó. Desde entonces, su ascenso ha sido vertiginoso trabajando en programas de televisión, producciones de moda de las principales revistas del país y asesorando a celebrities para su imagen.

El momento profesional más especial, lo recuerda con la casa Dior cuando fue seleccionado para maquillar y peinar algunos de los invitados ilustres de la última boda Real celebrada en nuestro país.

La maestría que demuestra con la tijera y la brocha, además del trato totalmente personalizado que ofrece a sus clientes, le hace distinguirse del resto.