Perder kilos tras el verano

Este verano quien más y quien menos hemos engordado unos kilitos, y es normal, el cambio de rutinas en nuestra alimentación, la tranquilidad de unos días de playa y algún que otro plato de paella de más puede hacer que la bascula marque más peso que antes de irse, pero no hay que desesperar porque con unos pequeños consejos para adelgazar podrás volver a ponerte esos vaqueros que tanto te gustan. ¿Te atreves a probarlos?

la batalla contra la bascula

Hay que recalcar que no basta con una alimentación sana y equilibrada para perder peso, aparte debemos hacer un poco de ejercicio, basta con media hora diaria de ejercicio moderado pero a buen ritmo. Si no tenemos tiempo de ir a un gimnasio no importa ya que para adelgazar un par de kilos basta con introducir más ejercicio en nuestra vida, por ejemplo, subir escaleras en vez de coger el ascensor, ir andando o en bicicleta al trabajo siempre y cuando este no pille demasiado lejos, salir media hora a caminar o incluso bailar son formas muy sanas y que no requieren un gran esfuerzo físico.

Si además de realizar estos ejercicios que te acabamos de recomendar sigues estos consejos de alimentación la batalla contra la báscula estará ganada.

Olvídate de los refrescos azucarados, el alcohol, los alimentos preparados y la bollería industrial ya que tienen muchas calorías y por lo tanto deberás evitar si quieres perder peso.

Los fritos también deben evitarse, en su lugar toma alimentos a la plancha y al vapor mucho más sanos.

Divide la ingesta diaria a cinco comidas que serán: un desayuno consistente, un almuerzo medio, y una cena ligera. A media mañana y a media tarde toma un tentempié suave que consista en una pieza de fruta o un yogurt desnatado.

Incorpora a tu dieta alimentos con gran contenido en agua como como las frutas y las verduras frescas y los hidratos de carbono de liberación lenta (fibra en los cereales, lentejas, judías y verduras frescas) irás perdiendo peso progresivamente.