Ventajas de andar descalza por la arena

Seguramente muchas de vosotras ya estáis preparando la maleta para salir de vacaciones en busca de sol y playa donde pasar unos días relajados disfrutando de jornadas llenas de diversión, baños en el agua del mar y largos paseos por la arena. Quizás muchas de vosotras desconocéis que caminar descalzas por la arena es una práctica muy saludable pues mejora la circulación sanguínea por lo que las personas con varices pueden encontrar en pasear por la playa un remedio a sus problemas de circulación.

paseos por la playa

Pero aquí no queda todo, andar descalza por la arena tiene muchas mas ventajas; por ejemplo, si se anda a paso rápido aparte de los beneficios de la caminata el masaje de la arena en las plantas de los pies ayuda a activar la circulación venosa y linfática.

También podemos aprovechar el romper de las olas en la orilla para masajear los tobillos con lo que el ejercicio es todavía mas completo.

La arena de playa es además un excelente exfoliante natural. Basta con andar descalza sobre ella para comprobar que en poco tiempo nuestros pies están mucho más suaves.

Andar por la orilla aporta además las virtudes del agua marina: contiene minerales (yodo y sodio) que previenen el envejecimiento y el movimiento de las olas tonifica los músculos. Además, ¡es muy relajante!

Y si esto de caminar por la orilla te sabe a poco puedes realizar este sencillo ejercicio que consiste en caminar dentro del mar con el agua a la altura de los muslos levantando bien las piernas en cada zancada. De esta forma fortalecerás piernas y glúteos.

Conviene saber que existe diferencia entre la arena mojada y la seca ya que en esta última es más complicado caminar ya que el esfuerzo es mayor. Conviene empezar por la mojada y, a medida que se mejore la forma, continuar por la arena seca.

Por último recordamos que la mejor hora del día para caminar son las primeras horas de la mañana y al atardecer. No hay que olvidar el protector solar, la gorra y llevar una botellita de agua.

Vía: Hola